80 / 100

Nuestro terruño

“Terruño es un ecosistema interactivo, en un lugar determinado, que incluye el clima, el suelo, la variedad y el factor humano. La expresión “terroir” implica tradición vitícola.” (Seguin, 1988)

En Parés Baltà, creemos que un vino debe reflejar su lugar de origen, sus singularidades e idiosincrasias, aquello que le hace distinto del resto de vinos del mundo.

Nuestra ilusión es elaborar vinos y cavas de añada que expresen con naturalidad el carácter y personalidad que le otorga su origen; nuestra tierra, nuestro clima, nuestras variedades autóctonas y nuestra larga tradición vitivinícola.

El Penedés goza de un patrimonio único que tiene una gran influencia en nuestros vinos.

Los hallazgos arqueológicos confirman que los primeros indicios vitícolas de la zona son del siglo VII a.C., momento en el que los navegantes fenicios comenzaron a compartir las técnicas de cultivo y vinificación con los íberos locales. Veintisiete siglos de historia vitícola y una orografía muy desigual ha convertido el Penedés en una de las  grandes regiones vitícolas del mundo.

Nuestro Terruño penedes mesa de trabajo 1

Los microclimas del Penedés

Los microclimas se definen por su geografía: altura, precipitación, proximidad al mar Mediterráneo o al río Foix y exposición al sol.
Nuestras fincas están situadas en el Penedés, en altitudes que van de los 170 a los 800 metros y entre 10 y 50km del mar.
En los viñedos más altos y más alejados del mar, los vientos y las temperaturas fluctúan considerablemente, lo que hace que las uvas maduren más lentamente y que se cosechen entre 4 y 6 semanas más tarde que en los viñedos del valle.

 

Es justamente esta disparidad de altitudes y proximidad al mar la que brinda a nuestros viñedos una amplia variedad de suelos y climas, y lo que nos permite cultivar 16 variedades de uva diferentes, cada una de ellas plantadas en la finca más adecuada para que puedan expresarse mejor, mostrando todo su carácter y personalidad.
Nuestro objetivo es elaborar vinos y cavas que nos hablen de su lugar de origen y que sean un fiel reflejo de nuestro terruño (clima, suelo, variedades) y de nuestra manera de cuidar la tierra.

Los microclimas se definen por su geografía: altura, precipitación, proximidad al mar Mediterráneo o al río Foix y exposición al sol.
Nuestras fincas están situadas en el Penedés, en altitudes que van de los 170 a los 800 metros y entre 10 y 50km del mar.
En los viñedos más altos y más alejados del mar, los vientos y las temperaturas fluctúan considerablemente, lo que hace que las uvas maduren más lentamente y que se cosechen entre 4 y 6 semanas más tarde que en los viñedos del valle.

Es justamente esta disparidad de altitudes y proximidad al mar la que brinda a nuestros viñedos una amplia variedad de suelos y climas, y lo que nos permite cultivar 16 variedades de uva diferentes, cada una de ellas plantadas en la finca más adecuada para que puedan expresarse mejor, mostrando todo su carácter y personalidad.
Nuestro objetivo es elaborar vinos y cavas que nos hablen de su lugar de origen y que sean un fiel reflejo de nuestro terruño (clima, suelo, variedades) y de nuestra manera de cuidar la tierra.

Nuestro Terruño riu foix les valls
Nuestro Terruño paresbalta jordielias 31 02 min

Los suelos de nuestras fincas

El suelo no es únicamente el hábitat de la vid, es el elemento a través del cual se nutrirá. Un suelo vivo, sano y libre de pesticidas, permitirá a la cepa crecer de forma sana a lo largo de los años.

Los tipos de suelos donde crecen los viñedos tienen una influencia vital en el carácter y calidad del vino que vamos a elaborar, puesto que es éste, junto con el clima y la forma de cultivarlos, quien determinará los atributos de la uva.

Los mejores suelos para el cultivo de la vid suelen ser pobres en materia orgánica. Las cepas son plantas muy rusticas y excepto en suelos salinos, puede crecer en cualquier tipo de terreno, sin una gran cantidad de agua ni nutrientes.

La cepa se desarrolla mejor en suelos de baja fertilidad, profundos y calizos procedentes del Mioceno. Todos los suelos derivan de una roca madre, que al meteorizarse forman distintos tipos de terreno según sea el origen de esa roca y de las condiciones ambientales en las que se halla.

Nuestras cinco fincas gozan de suelos con características muy singulares:

Nuestro Terruño suelo pares balta

Parés Baltà

Suelo franco de baja permeabilidad y buena retención de agua que dificulta el sufrimiento por estrés hídrico y la pérdida aromática por esta causa. Su origen se encuentra en el Cuaternario, en el Pleistoceno y Holoceno, a partir de sedimentos continentales.

Nuestro Terruño suelo hisenda miret

Cal Miret

Suelos franco-arcillosos, profundos de pendientes suaves. Conforman un paisaje ligeramente ondulado. Originario del Cuaternario, concretamente del Pleistoceno y Holoceno, a partir de sedimentos continentales.

Nuestro Terruño suelo les valls

Les Valls – Les Torres

Suelos francos, profundos y pedregosos con buen drenaje. Es un suelo uniforme, fértil y frescal, fruto en parte por su orientación Norte. Estrato de calcáreas y dolomitas originado en el Mesozoico (Era Secundaria), concretamente el triásico.

Nuestro Terruño suelo els pujols

Els Pujols

Suelo franco calcáreo-arcilloso de alta permeabilidad y escasa retención de agua. Niveles medios de materia orgánica y nutrientes que han requerido un control basado en no aportar abonos nitrogenados durante muchos años. Superficie dominada por piedras de río de canto rodado.

Nuestro Terruño suelo la torreta

La Torreta

Suelos francos, bien drenados y de textura media, pero muy superficiales y con muchos elementos rocosos que dificultan la vida de las cepas y concentran sus vinos. Gran presencia de fósiles marinos en superficie y profundidad. Subsuelo calcáreo.

Las variedades

En Parés Baltà queremos dar protagonismo a las variedades autóctonas de la zona, como son Garnacha, Xarel.lo, Macabeo, Parellada, Sumoll, Cariñena Blanca y Malvasia de Sitges. Buscamos su máxima expresión y carácter a través del cultivo biodinámico, el tipo de agricultura más respetuoso, no sólo con la planta, si no con el entorno, generando y fomentando la biodiversidad de animales y plantas, capaces de ayudarse entre ellos y requiriendo muy poca intervención humana.

Nuestro Terruño las variedades mesa de trabajo 1

Las variedades autóctonas y más arraigadas al Penedés se caracterizan por su versatilidad y personalidad, cada una de ellas, elaboradas con mínima intervención en bodega, nos darán un vino capaz de mostrar sus cualidades intrínsecas y su lugar de origen.

Nuestro Terruño

Xarel.lo
Variedad insignia del Penedès. Se trata de una uva de gran versatilidad y con un gran potencial de envejecimiento. Se caracteriza por su rusticidad y su gran adaptación a climas cálidos y secos.

Nuestro Terruño macabeu

Macabeo
Variedad rústica y polivalente, y una de las 3 variedades que conforman el cupaje tradicional del cava. Aporta viveza, frescor y equilibrio.

Nuestro Terruño

Garnacha tinta
Variedad minoritaria en el Penedès pero de gran tradición por nuestros ancestros. Su principal característica es la intensidad aromática a frutos silvestres.

Nuestro Terruño garnatxa blanca

Garnacha blanca
Variedad cuya característica principal es su excelente acidez, que compensa con el alcohol y el equilibrio en los matices oxidativos a la hora de vinificarla.

Nuestro Terruño malvasia de sitges

Malvasia de Sitges
Una variedad con una historia arraigada a la población costera de Sitges. Gran potencial aromático y acidez.

Nuestro Terruño carinyena blanca

Cariñena blanca
Variedad de muy escasa plantación originaria del norte de Cataluña y casi desaparecida. Nos da unos vinos con una acidez excelente y gran textura, lo que permite un largo envejecimiento.

Nuestro Terruño moneu

Moneu
Variedad tinta originaria del Penedès, desaparecida durante años y recuperada desde 2019. De ciclo largo y gran resistencia a la sequía. Variedad con mucha acidez que nos dará vinos frescos y de baja graduación alcohólica.

Nuestro Terruño forcada

Forcada
Variedad blanca originaria del Penedès, desaparecida durante años y recuperada desde 2019. De ciclo largo y gran resistencia a la sequía. Nos da vinos con mucha tensión y muy perfumados.

Gracias a la diversidad de los microclimas y suelos de nuestros viñedos, también cultivamos variedades foráneas. En las zonas más altas y frías, entre los 400 y los 800 metros: Chardonnay, Sauvignon Blanc, Gewürztraminer, Pinot Noir, Merlot… y en las zonas más bajas y cálidas, entre los 170 y los 350 metros: Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc, Syrah y Tempranillo.
Algunas las elaboramos como varietales, por ejemplo la Syrah para Marta de Baltà, mientras que otras las utilizamos para hacer coupages, Mas Irene o Mas Elena, aportando cada uva complejidad, personalidad y elegancia al vino.

Viñedos ecológicos y biodinámicos de Parés Baltà

La tradición y el factor humano

El trabajo del viticultor también es fundamental al elaborar un vino o cava de calidad. Las acciones que llevamos a cabo en el viñedo, influirán directamente sobre las cepas, su fruto y el vino que obtendremos de ellos.
Seguimos el ritmo de la naturaleza y el cosmos al realizar las tareas del campo y practicamos la agricultura biodinámica -sin uso de pesticidas ni herbicidas-, ayudándonos únicamente de lo que nos ofrece la naturaleza para enriquecerla y apoyarla a crecer sana y vital.

Viñedos ecológicos y biodinámicos de Parés Baltà

Nuestra misión, a través de años de observación, aprendizaje y sobre todo, mucha pasión, es acompañar a las cepas en sus ciclos vitales, observar sus necesidades y darles solo aquello que nos piden, cuando nos lo piden, para así obtener una uva de la máxima calidad que nos ayude a elaborar vinos tan auténticos como sinceros, fiel reflejo de nuestra pasión y nuestras tradiciones.

Las enólogas de Parés Baltà

La autenticidad y singularidad de un vino viene dada por el origen, por eso, la elaboración del vino se realiza con mínima intervención en bodega, respetando las características de la propia variedad y su manera de expresarse a través de las singularidades que le han otorgado el suelo y el clima en el que han crecido.
Sólo de esta manera podremos alcanzar nuestro objetivo; elaborar vinos y cavas capaces de trasladarnos a su lugar de origen.

0
Tu carrito