Enología

Enólogas y cuñadas

La enología está en manos de Marta Casas y María Elena Jiménez, dos enólogas de gran talento y miembros de la familia Cusiné, cuyos esfuerzos se reflejan en la calidad de los vinos de Parés Baltà; que tienen gran carácter y concentración, a la vez que muestran elegancia y equilibrio.

Slide background

Buscamos obtener uva de la mejor calidad y luego respetar esta fruta y carácter durante toda la vinificación. Partiendo de uvas sanas, equilibradas, provenientes de cepas con rendimientos bajos, una de las decisiones más críticas es decidir cuándo vendimiar cada parcela.
Para ello hacemos exhaustivos y precisos controles de maduración, analizando además de parámetros tradicionales, como el azúcar y la acidez, la maduración fenólica, analizando la madurez de las pieles, semillas y pulpa y haciendo catas organolépticas de las bayas.

Gracias a la gran diversidad de variedades que cultivamos, junto con la gran variedad de climas y suelos de nuestros viñedos, podemos realizar vinificaciones y micro-vinificaciones muy diferentes:

  • Maceraciones y fermentaciones realizadas directamente en barricas de roble francés o húngaro abiertas y trabajando con el pigeage
  • Fermentaciones en barricas utilizando el battonage
  • Fermentaciones exclusivamente en depósitos de acero inoxidable
  • Segunda fermentación en botella, siguiendo el método tradicional, para elaborar nuestros cavas
  • Fermentaciones en ánforas fabricadas con arcilla procedente de nuestros viñedos

Siempre controlando rigurosamente todo el proceso para aprovechar y respetar todo el carácter y personalidad de cada uva.

La vida da a veces unos giros inesperados y eso fue lo que le ocurrió a Maria Elena Jimenez (Terrassa, Barcelona, 1973).
Tras licenciarse como ingeniera química en el IQS (Universidad de Barcelona) trabajó como consultora durante algunos años. Durante esa época, se introdujo en el mágico mundo del vino de la  mano de su pareja y actualmente marido, Joan Cusiné.
Fué un amor a primera vista, que provocó un cambio en la carrera profesional de Maria Elena, llevándola a iniciar sus estudios de enología.

Tras obtener su segunda licenciatura, esta vez en enología (por la Universidad Rovira i Virgili, en Tarragona), decidió ampliar sus conocimientos viajando por algunas de las más famosas regiones vinícolas del mundo: Burdeos, Australia, Borgoña, Côte du Rhône y Napa. A su regreso, se incorporó a la bodega familiar trabajando como enóloga y aportando nuevas ideas sobre el cultivo de la  vid y la elaboración de los vinos, un soplo de aire fresco para Parés Baltà.

Junto con su cuñada Marta Casas, revolucionaron la elaboración en Parés Baltà, otorgando a cada vino personalidad propia y trasmitiendo el carácter de cada variedad de la cepa a la copa. Y como la mejor manera de avanzar es recordar de dónde venimos, han recuperado métodos de vinificación que prácticamente se habían olvidado, para elaborar vinos muy especiales.

Marta nació en Vilanova i la Geltrú el lluvioso mes de diciembre de 1976. Su infancia transcurrió acompañada de sus abuelos y su bisabuela, los cuales tenían un pequeño viñedo que Marta adoraba recorrer en bicicleta.
En la bodeguita de sus abuelos, situada en el sótano, había una prensa, algunas barricas de 800L y dos depósitos de cemento. Sin duda era su lugar preferido para jugar.

Cuando creció, Marta decidió estudiar farmacia en la Universidad de Barcelona. Durante sus estudios conoció a Josep Cusiné, quien años más tarde se convirtió en su marido. En esa época se despertó su pasión por el vino, de la mano de Josep, quien la introdujo a las catas de vino y a los viajes a las regiones vinícolas del mundo. Marta estaba tan interesada en la vendimia y el proceso de elaboración del vino que decidió introducirse en las bodegas de Parés Baltà para aprender. El vino recorría sus venas.

Cuando finalizó sus estudios de farmacia, decidió iniciar la carrera de enología en la Universidad de Tarragona. Durante 2 años estuvo combinando su trabajo como farmacéutica con los estudios de enología.

Tras licenciarse, se casó con Josep. La luna de miel les llevó a recorrer regiones vinícolas tan famosas como Francia, Chile y Napa. Y siguen viajando, cuando el tiempo lo permite: “somos amantes del vino y queremos aprender cada vez más sobre el mundo del vino”.

Actualmente Marta está completamente inmersa en Parés Baltà, compartiendo las labores de enología con su cuñada Mª Elena Jiménez. Las dos forman un gran equipo y han aportado talento e innovación.

La masia de Parés Baltà, originaria del 1790, fue construida en diversas fases con materiales distintos, desde tapia hasta piedras. La bodega está unida a la masía y al visitarla se puede ver la evolución de la bodega tanto en el tamaño como en la cantidad de tanques que se utilizan. Inicialmente se elaboraban pocos vinos, y se necesitaban depósitos de mayor tamaño. Ahora es todo lo contrario: necesitamos mayor cantidad de tanques y de capacidades mucho más pequeñas para poder realizar microvinificaciones por parcelas.

Disponemos de la tecnología más avanzada para la elaboración de los vinos. Utilizamos prensas neumáticas de última generación con la finalidad de realizar unos prensados suaves, respetando al máximo la uva, evitando romper la piel y las semillas. Uno de los puntos críticos es el control de la temperatura durante todo el proceso: desde la recepción de la uva hasta las fermentaciones.

Hace unos años, renovamos y ampliamos la sala de barricas, cuidando todos los pequeños detalles para que los vinos puedan realizar la crianza en óptimas condiciones. Se respetó la arquitectura original y se renovaron suelos, paredes y techos con su correspondiente aislante para poder mantener los vinos a la temperatura ideal, incluso cuando en verano hay elevadas temperaturas en el exterior.

La cava tiene forma de cruz, con una estructura de bóveda y ladrillo macizo. Fue construida a principios del siglo XX a pico y pala. Está a 10 metros de profundidad, a una temperatura natural constante entre 14 y 15ºC, independientemente de la temperatura que haya en el exterior, ideal para la crianza y envejecimiento de los vinos y cavas