Valores ecológicos, tradición biodinámica

Pasión por lo natural

Junto con la tradición y la calidad, el cultivo de las viñas respetuoso con el medio ambiente es una de las principales señas de identidad de Parés Baltà. Todos nuestros vinos tienen certificación ecológica y los viñedos biodinámica (Demeter).

La biodinámica certificada

Fieles a nuestro espíritu innovador, en 2010 iniciamos los estudios sobre agricultura biodinámica, que más tarde pusimos en práctica en los viñedos.

En 2011 aplicamos los primeros preparados en algunas parcelas experimentales y un año más tarde, los excelentes resultados nos animaron a ampliar la experiencia a todas las viñas.

La agricultura biodinámica busca aportar la máxima vitalidad, auto-equilibrio y armonía en la viña. Para ello, trabajamos con unos preparados biodinámicos y homeopáticos que ayudan a transmitir las influencias del cosmos en la viña. Lo que se traduce en una alta fertilidad y un control natural de las plagas.

Es una agricultura basada en la biodiversidad y en la astronomia (no en la astrología).

Cultivo ecológico

En Parés Baltà cultivamos los viñedos de forma ecológica, sin el uso de ningún tipo de herbicida, pesticida ni abono químico. Tenemos ovejas, que después de la vendimia pastan por los viñedos y nos ayudan a limpiarlas y fertilizarlas naturalmente.

También tenemos abejas que contribuyen a la polinización durante la floración de las uvas al tiempo que los transmiten la esencia mediterránea de su entorno. En el cultivo ecológico es muy importante aplicar los tratamientos en el momento adecuado. En las variedades más sensibles a las enfermedades, realizamos una poda en verde para incrementar la aireación de los racimos y su exposición al sol.

Practicamos la vendimia en verde,
sacando algunas uvas antes de que maduren, después del envero. El objetivo de esta práctica es que las uvas que queden tengan más concentración, carácter y personalidad. En algunas variedades y dependiendo de la climatología de las añadas, como por ejemplo la garnacha que utilizamos en la Hacienda Miret, hemos llegado a reducir la producción más de un 50%.

Una parte de las viñas se cultivan en terrazas centenarias, que habían sido prácticamente abandonadas, debido a que el cultivo era mucho más costoso y que poco a poco se han ido recuperando. Estas terrazas son muy estrechas y siguen la orografía del terreno, siendo en la mayoría de casos muy curvadas y de forma irregular. Aquí el número de las filas de las viñas sigue la forma de la terraza y raramente son rectas.

Estas terrazas están rodeadas de naturaleza, y a nivel del cultivo orgánico están aisladas de forma natural de la influencia del cultivo de viñedos de los vecinos. Tenemos desde conejos, lobos, águilas perdiceras e incluso jabalíes, que son auténticos gourmets ya que sólo comen las uvas más maduras (avisando de que pronto habrá que vendimiar).

No utilizamos ningún sistema de riego, el agua que reciben las cepas proviene de la lluvia.

Vinos naturales

Hace 2.000 años, los íberos utilizaron la arcilla de las montañas del Foix para hacer ánforas… Ahora tomamos su legado para fermentar nuestro vino natural en ánforas hechas con la arcilla de nuestras viñas plantadas en las montañas del Foix.

Un vino natural es un vino elaborado con la mínima intervención (humana, química y tecnológica) tanto en el cultivo de la uva como en la vinificación. En un sentido estricto, los vinos naturales son aquellos que se producen espontáneamente, sin añadir o quitar nada durante la elaboración.

Una vez vendimiadas las uvas de nuestras cepas viejas de Xarel·lo, elaboramos el vino a partir de una fermentación alcohólica natural en ánforas de arcilla; la porosidad de la cual provoca una hiperoxidación respecto precipitar todas las partículas oxidables. El resultado es un vino limpio y cristalino.

Organic and biodinamic icon Parés Baltà