Para celebrar el Dia Internacional de la Mujer queremos compartir la historia de las mujeres de nuestra familia; 4 generaciones de mujeres fuertes y valientes.

Parés Baltà ha sido siempre una pequeña bodega familiar, donde todos los miembros de la familia han estado implicados.

En 1978, el Sr. Joan Cusiné Hill adquirió la bodega. Nacido en 1917 en una familia de viticultores, a sus 80 años todavía ayudaba a sus nietos a supervisar los trabajos del viñedo, siempre con ayuda y soporte de su esposa Rosa. Juntos sobrevivieron a la guerra civil y juntos trabajaron codo con coco para elaborar vinos de calidad en el Penedès.

La abuela Rosa y el abuelo Joan dejan el legado de los valores familiares; amor por la naturaleza, honestidad, esfuerzo y coraje.

La abuela Rosa quizás fue la primera mujer en el Penedès en labrar los viñedos a caballo y una de esas mujeres que anteponía el bienestar de los suyos al propio.

A esta mujer valiente dedicamos nuestro vino espumoso Rosa Cusiné; un tributo al trabajo de una vida, a la sabiduría, energía y vitalidad que durante tantos años nos ha demostrado.

Maria Angels Carol considera a su suegra una inspiración. Maria Angels ha estado siempre al lado de su marido, Joan, ayudándolo a posicionar los vinos Parés Baltà en todo el mundo. Su viaje de novios fue a Finlandia, y fue ahí donde nuestros vinos empezaron a ser reconocidos y admirados.

Hoy en dia, Maria Angels todavía está en activo, ayudando a sus hijos en el ámbito contable y financiero de la bodega.

A esta mujer elegante e inteligente dedicamos el cava Cuvée de Carol, un vino espumoso que nos recuerda a una dama de la alta burguesía, llena de elegancia y refinamiento.

Maria Elena y Marta han jugado un papel clave en la bodega, manteniendo el legado del abuelo, cultivando los viñedos de forma ecológica y revolucionando no solo los métodos de vinificación y viticultura, biodinámica desde 2013, sino también la percepción y la calidad de los vinos Parés Baltà.

Fue el amor el que introdujo estas dos mujeres al mundo del vino. Maria Elena era química y Marta farmacéutica. Se casaron con la tercera generación de la familia, Joan y Josep Cusiné y tras estudiar enología, empezaron a trabajar en la bodega familiar. Desde 1999, las dos cuñadas son las responsables de la parte vitivinícola de la bodega.

Juntas están creando vinos contemporáneos llenos de carácter y equilibrio.

Sus vinos son Marta de Baltà, expresión de la fuerza del carácter femenino y Mas Elena, un vino con carácter y vigor, tanto como Maria Elena.

Finalmente, la generación más joven, Irene y Blanca Cusiné. Dividen su tiempo entre los estudios y el trabajo de fin de semana en la bodega donde reciben y atienden las visitas, mostrándoles con orgullos los vinos que elaboran su madre y su tía.

Blanca Cusiné tambien es un espumoso, nacido al mismo tiempo que Blanca, la hija de Joan y Maria Elena. Y Mas Irene, un vino concentrado dedicado a la hija mayor de la familia.

Parés Baltà es una bodega que se expresa en voz de mujer, y donde origen, herencia, tradición, innovación y futuro van cogidos de la mano.

Organic and biodinamic icon Parés Baltà