El Concurso Internacional Millésime Bio 2016 ha llegado a su novena edición y un año más hemos participado, recogiendo este año, un total de 5 medallas por nuestros vinos ecológicos Cosmic 2015, Indigena Negre 2013, Indigena Blanc 2014, Electio 2013 e Hisenda Miret 2013.

El concurso se celebró en el marco de la Feria de vinos ecológicos Millésime Bio, celebrada en Montpellier los días 25, 26 y 27 de enero de 2016. En esta edición del concurso se han catado 1.392 vinos procedentes de diferentes regiones vinícolas de todo el mundo.

El vino más destacado de Parés Baltà ha sido el vino blanco Cosmic 2015 que obtuvo la Medalla de Oro, posicionándose como uno de los dos vinos catalanes galardonados con esta distinción. El vino Cosmic es uno de los vinos más apreciados de la bodega y su nombre hace referencia a uno de los valores más importantes de Parés Baltà: la agricultura biodinàmica. Un tipo de agricultura que va un paso por delante en el cultivo ecológico y que incorpora el estudio de las fuerzas dinámicas de la naturaleza para encontrar el equilibrio entre la tierra, la planta y el cosmos: obteniendo así una uva con más vitalidad y unos vinos con mucho carácter. Con un coupage de las variedades Xarel·lo y Sauvignon Blanc, ambas cultivadas en altura, fermentamos el vino en tanques de inoxidable y lo mantenemos durante tres meses en contacto con las lías, obteniendo como resultado un equilibrio perfecto entre el frescor y la mineralidad del Xarel·lo y las notas florales y cítricas del Sauvignon Blanc.

También fueron premiados los vinos Indigena Negre 2013 e Indigena Blanc 2014 con Medallas de Plata y Bronce, respectivamente. Esta pareja de vinos forman una colección de garnachas, junto con el Indigena Rosado y persiguen un objetivo claro: la recuperación de la variedad Garnacha, con presencia importante en el Penedès desde antes de la llegada de la Filoxera. La Garnacha con la que elaboramos estos vinos, la cultivamos en viñedos situados a 600 metros de altitud situados en la zona de Pontons y es precisamente el carácter del terroir de esta zona el que nos llega a la copa. El Indigena Negre 2013 nos muestra la cara más intensa del terroir con los aromas a frutos silvestres y el Indigena Blanc 2014 nos obsequia con su cara más sensible, el frescor y la suavidad de las frutas blancas.

Las Medallas de Bronce también reconocieron dos de nuestros vinos más emblemáticos y que forman parte de nuestra gama de micro-cuvées (micro-vinificaciones). Primeramente, el Electio 2013 es un vino blanco monovarietal de Xarel·lo que fermenta y hace la crianza en barricas de roble francés y acacia durante 4 meses. Además de su delicada vinificación, lo que hace que este vino sea tan singular es que cada botella nos aporta recuerdos, história y experiencia, procedentes de la viña de más de 80 años donde se cultiva este xarel·lo que año tras año nos demuestra que el envejecimiento es una virtud muy apreciada.

Muy cerca de esta viña casi centenaria, cultivamos la Garnacha Negra con la que elaboramos el último vino galardonado y que lleva el nombre de la finca: Hisenda Miret 2013. El viñedo fué plantado hace más de 30 años por el pionero de la família Cusiné, Joan Cusiné Hill. Pero fue en el año 2003, con la llegada de las joves enólogas a la bodega, Mª Elena y Marta, que aplicaron nuevos conocimientos en el cultivo de la viña y consiguieron una uva de garnacha concentrada en color, estructurada y con una alta capacidad de envejecimiento. Tras una crianza en barricas de roble francés durante siete meses, el resultado que obtenemos es un vino tinto elegante, sutil, de complejidad aromática donde predominan en nariz los frutos rojos silvestres a la vez que deja recuerdos de especies y matices de tostados. Este vino también ha sido galardonado con Medalla de Oro en el Concurso Internacional de Garnachas del Mundo, proclamandose como el único vino del Penedès que obtiene esta distinción. Este concurso internacional que reconoce los mejores vinos elaborados con garnacha cultivada en todo el mundo, se celebró el pasado 5 de febrero.

El GV5 2009 de la bodega Gratavinum ha sido reconocido con una Medalla de Oro y el Camino Romano 2014 de la bodega Dominio Romano con una Medalla de Bronce. En el vino tinto GV5 2009 predominan la Cariñena y la Garnacha y es un vino que nació con la ilusión de la familia Cusiné por plantarse en la reconocida zona del Priorat para elaborar un vino de la máxima calidad y con personalidad propia, equilibrado, elegante, fino y afrutado, sin rennciar al carácter con el que el terroir marca los vinos de esta región. El Camino Romano 2014 es un vino tinto monovarietal de Tinto Fino, una variedad típica de la zona, que se adaptó hace muchos años al clima extremo de la Ribera del Duero. Con la elaboración de este vino se pretende extraer al máximo el potencial aromático de la uva conservando al mismo tiempo el equilibrio y la suavidad para ser disfrutado en cualquier ocasión.

Organic and biodinamic icon Parés Baltà